Sugerido por: Aruss

Escrita a comienzos del siglo XVII, la tragedia del bardo inglés ha obsesionado a numerosas generaciones de dramaturgos, pintores y cineastas. La trama conspirativa, formada por engañosos vaticinios y una ambición sanguinaria, cautiva la atención de quien asiste al texto mediante una poesía inspirada en la historia de las relaciones que Inglaterra ha mantenido con naciones que le son vecinas.

Todo inicia con Macbeth regresando victorioso a sus tierras tras haber defendido Escocia de las armas de Irlanda y Noruega. Tres brujas le detienen en el camino y vaticinan que será ascendido para, posteriormente, recibir el título de rey de Escocia. Cuando ve cumplida la primera de las profecías se lo comunica a su esposa, Lady Macbeth, quien le convence de asesinar al rey Duncan para que se cumpla la segunda. De aquí en más, Macbeth tendrá que luchar con nuevos enemigos políticos, miembros de la corte y cercanos al rey difunto que no creen la versión del asesino y piensan quitarle el trono uniendo fuerzas.

Otro elemento importante en el conflicto, lo libra el protagonista con su propia conciencia, que consigue atormentarlo con visiones de ultratumba y agudizan la culpa de llevar una corona manchada de sangre. Lady Macbeth también se verá enfrentada al horror que ella misma provocó. La culpa y la codicia son dos de los temas mejor tratados en la obra.

Se cree que, la tragedia más breve atribuida a William Shakespeare, se abría representado por primera vez en 1623, en tiempos en que la entronización de Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra (desde 1603) seguía en la memoria reciente del pueblo. En la obra se vincula, indirectamente, a dicho monarca con el linaje del personaje Banquo, que finalmente sucedería al del traidor.

En cuanto a su trascendencia, la obra ha sido montada en innumerables ocasiones y en todos los idiomas. Por lo demás, inspiró a una serie de pinturas vinculadas al romanticismo signadas por Johann Heinrich Füssli, Daniel Gardner, John Runciman y John Raphael Smith, entre otros. En el cine, la adaptación que ha tenido mayor aceptación es la que dirigió Orson Welles en 1948, quien también llevaría a la pantalla grande otras obras del repertorio shakesperiano.  

Si te gustó, más abajo déjame estrellitas y compártelo con tus compañeros

\
Categoría

Obra dramática

Nivel de lectura

+14 años

Autor

William Shakespeare

Editorial

Libros del zorro rojo

año

1623