NOTICIAS COLEGIO‎ > ‎

Nuestros ex alumnos: Germán Díaz - “El colegio me enseñó a descubrir la felicidad de agradar a los demás”

publicado a la‎(s)‎ 30 sept. 2015 5:18 por Colegio Carampangue   [ actualizado el 30 sept. 2015 7:14 ]

El sociólogo y magister en psicología social, da cuenta en sus palabras de un gran aprecio hacia el Carampangue, tanto así que hoy además, se desempeña en el colegio entregando apoyo vocacional a los alumnos de enseñanza media y también forma parte del equipo de pastoral.

Germán egresó en 2002 para luego entrar a estudiar sociología en la Universidad Alberto Hurtado, donde posteriormente cursó un diplomado en Desarrollo y Pobreza. Su vocación y ganas de perfeccionarse lo hicieron seguir especializándose, terminando un programa de magister en psicología social en la Universidad Diego Portales.

A Germán siempre le llamó la atención trabajar para ayudar a las personas y una buena forma de canalizar esta inquietud era trabajar para ayudar a superar la pobreza.

Con el fin de cumplir este objetivo trabajo en la Fundación Techo mientras aún estaba en la universidad. Ya durante el último año de sociología, y trabajando para la Organización de las Naciones Unidas, se traslada a Río de Janeiro, Brasil, donde se avoca a la generación de documentación para la prevención del delito, lo cual requería realizar investigación desde las favelas.

Con el fin de aprender y de ayudar, ha viajado y vivido en diferentes lugares donde ha estado en contacto con comunidades de mucha pobreza y realidades propias de esta condición. De esta forma ha podido colaborar en la creación de políticas sociales que ayudan y entregan a las personas herramientas para poder mejorar sus condiciones de vida.

Una de esas experiencias fue la que vivió cuando decidió postular a un programa de voluntariado internacional con duración de un año en la Fundación América Solidaria. Fue destinado a Guayaquil, Ecuador, a trabajar en el Hogar de Cristo de ese país. Allí realizó una investigación en el Departamento de Gestión del Conocimiento, aportando en la documentación de la realidad del sector, la cual “fue una experiencia que me cambió porque significó acercarme al mundo de la pobreza más dura, viviendo en la precariedad, donde se viven más vulneraciones que en Chile”, comenta Germán.

Luego volvió a nuestro país para seguir colaborando en América Solidaria, donde llegó a desempeñarse como Director de Cooperación al Desarrollo, rol que le permitía supervisar el trabajo de los profesionales voluntarios en Chile, República Dominicana, Ecuador, Perú y Bolivia.

Pronto decidió cambiar de rumbo y viajó a Ciudad de México para trabajar en el Centro de Seguridad Urbana y Prevención -CESUP-, en conjunto con el gobierno federal.

Ya en 2015 volvió a nuestro país para retomar su colaboración en el Centro de Seguridad Urbana de la Universidad Alberto Hurtado, pero además integrándose al Departamento de Pastoral de nuestro colegio.

Germán es una persona multifacética y proactiva a la que le gusta emprender en diversos proyectos, todos muy distintos pero siempre ligados a su gran vocación de ayudar al prójimo.

Para Díaz, el colegio Carampangue fue muy importante ya que sus enseñanzas y valores fueron las herramientas que le permitieron llegar a estar donde está: “El colegio te enseña a ser profundamente humano y eso para mí significa estar en una posición de igual a igual, ya sea con el más pobre o con el más rico, sin permitir que eso te cambie. Yo le agradezco al colegio la vocación social, porque aquí la cultivé y di mis primeros pasos”.