NOTICIAS COLEGIO‎ > ‎

Despedida Padre Alejandro Longueira S.J

publicado a la‎(s)‎ 26 jul. 2016 12:57 por Colegio Carampangue   [ actualizado el 26 jul. 2016 13:10 ]
Después de 3 años colaborando en nuestra comunidad, el Padre Alejandro Longueira S.J deja el Carampangue para seguir sirviendo a Cristo en la Misión Jesuíta de la Región del Bío Bío, específicamente en la Provincia de Concepción, donde participará en varios proyectos como la coordinación de la Red Apostólica Ignaciana, el Hogar de Cristo, y el Colegio San Ignacio, en la comuna de San Pedro De La Paz. Su labor como sacerdote se inicia luego de dejar sus estudios de Agronomía en la Universidad Católica de Valparaíso en 1983. Después de discernir durante un largo tiempo, el “Cuti”, como le llaman sus amigos, decidió entrar a la orden religiosa de la Compañía de Jesús en marzo de 1984. Sus motivaciones principales fueron “un amor incondicional por Jesús, un deseo profundo y lleno de esperanza para ayudar a hacer de este mundo un espacio más digno y justo a través de su Buena Noticia, y darme por entero con harto amor y entrega a los demás”.

Luego de años de estudios, fue enviado a trabajar al Colegio San Mateo de Osorno en 1995 hasta fines de 1999. Ahí se ordenó como diácono y posteriormente como sacerdote, para luego viajar en el año 2000 a España para seguir instruyéndose. A su regreso se desempeñó como Rector en el Colegio San Ignacio, donde estuvo hasta el año 2013.

En ese año inicia su labor como capellán de nuestra institución, donde colaboró durante tres años celebrando las liturgias, acompañando en las catequesis y realizando las confesiones de los alumnos de 3° básico en adelante, generándose así una estrecha relación con nuestra comunidad. “El mayor aprendizaje que saco del Carampangue es el cuidado amoroso y la delicadeza del trato de los adultos del Colegio para con sus alumnos y alumnas”, agrega el Padre.

El sacerdote fue despedido por nuestra Dirección y por el Centro de Padres, quien le hizo entrega de un obsequio. Su paso por nuestro colegio deja una marca importante, por lo que agradecemos su constante entrega, apoyo y cariño, motivando siempre a nuestros alumnos a seguir a Cristo y a trabajar con amor y de manera desinteresada por los demás.

“¡Cuiden su Colegio, que es maravilloso! Aprovechen las oportunidades que este les da para amar y servir a aquellos que más lo necesitan”

Padre Alejandro Longueira S.J